Existen muchas bodegas en La Rioja, sin embargo hay muy pocos vinos de las Rías Baixas que se elaboren en un lugar con tanto encanto como la Finca Pazo de Barrantes. Compuesta por 12 hectáreas que rodean al centenario Pazo de 1511, está situada a orillas del río Umia. Cuenta con un clima Atlántico: se trata de un clima suave y con precipitaciones abundantes, que llegan incluso a los 1.500 mm anuales.

La finca surgió con el propósito de ser un viñedo de tamaño mediano dirigido a la crianza de vinos de las Rías Baixas de la máxima calidad. Es una prolongación , en cuanto a elaboración del vino, del espíritu de las bodegas en La Rioja fundadas por el Marqués de Murrieta, ya que el viñedo está controlado en todo momento en lo referido a su poda, conducción, rendimiento o cálculo del momento idóneo de vendimia.

Su situación en el Valle del Salnés,  cuna del albariño y lugar en el que se elaboran los mejores vinos de las Rías Baixas, le proporciona un enclave privilegiado: se trata de la subzona de la denominación con la influencia marítima más acusada, lo que repercute en las uvas de su viñedo.

La Finca Pazo de Barrantes está concebida para la producción limitada pero de gran calidad, por lo que cuenta con las últimas tecnologías..